La carga mental en el trabajo (2)

Información preventiva para empresas frente al Coronavirus / Covid-19 / SARS-CoV-2
11 marzo, 2020

La carga mental en el trabajo (2)

La carga mental es un factor importante de riesgo dentro de la prevención.

Cuando se pregunta a los trabajadores cuáles son los riesgos que ellos mismos contemplan en su lugar de trabajo, habitualmente no se hace referencia a la carga mental como riesgo (esfuerzo intelectual que puede provocar estrés, tensiones, etc.) y en cambio es uno de los factores que influye de manera evidente en los accidentes.

Algunos de los factores que pueden contribuir a aumentar la carga mental son:

  • Exceso de información a manipular
  • Mayor esfuerzo intelectual
  • Falta de tiempo para hacer las tareas
  • Sociales y organizativas dentro del puesto de trabajo: Relaciones dentro del trabajo

También las características individuales y personales influyen en la capacidad de sufrir la carga mental:

  • Problemas familiares o de la vida cotidiana, que en muchas ocasiones se arrastran hacia el trabajo
  • Nivel de aspiraciones y autoconfianza
  • El estado de la salud
  • La edad

En un principio, las relaciones familiares no se contemplan dentro de la carga mental en el trabajo, pero el control de situaciones no deseadas en el ámbito familiar depende mucho de la persona y de su capacidad para convivir con los problemas de su vida personal.

Todo ello conlleva que se puede estar trabajando en un puesto de trabajo considerado de alto riesgo, sin estar en las condiciones mínimas necesarias mentales para llevar a cabo su actividad.

Una carga mental elevada puede conllevar errores en el trabajo diario de cada uno, y hay que considerar la labor que desarrolla el trabajador, ya que, por ejemplo, un error de un encofrador (trabajando a una altura considerable), de un soldador (por la maquinaria que utiliza y lo que puede provocar esta), de un controlador aéreo, de un operario de una prensa, etc. puede convertirse en un accidente de trágicas consecuencias (ya que a la pérdida de tiempo, materiales o instalaciones se añade lo más importante, la pérdida de vidas humanas).

En el campo de la prevención de riesgos laborales existen diversas herramientas para la evaluación de los riesgos psicosociales para intentar prever estas situaciones dentro de una empresa, y procurar que esta carga mental no se descontrole hasta un punto de difícil recuperación. Un exceso de carga mental puede provocar en un trabajador una serie de trastornos como inestabilidad emocional (irritabilidad, ansiedad…), alteraciones del apetito y el sueño, cefaleas, alteraciones cardíacas y digestivas, etc. Estas alteraciones de la salud se pueden intentar prevenir con los estudios psicosociales y se pueden verificar y controlar con las revisiones médicas correspondientes.

Hay que detectar y apoyar a aquellas personas que no están en condiciones de realizar su trabajo en unas condiciones de seguridad adecuadas y que continúan en su puesto de trabajo escondiendo su situación, poniendo en riesgo su propia vida y, posiblemente, la de las personas que trabajan a su alrededor.

 

Jordi Flores
Técnico Superior en Prevención de Riesgos de Peradejordi